Fotografía en Blanco y Negro – Primeros Pasos

0

Image: noomhh / FreeDigitalPhotos.net

Los inicios de la fotografía acontecieron con la fotografía en Blanco y Negro. Con lo cual hay mucho material y excelentes trabajos. Lograr el matiz de blanco y negro y el degradado de los tonos no es tarea fácil pero puede conseguirse con una buena técnica.

Los equipos que actualmente se encuentran en el mercado, nos ofrecen la opción de convertir en el momento que estamos  fotografiando, es decir hacer la toma seleccionando la conversión automática a blanco y negro, y la toma será en blanco y negro.

Disparar en blanco y negro frente a hacerlo en color en una cámara digital es como disparar en formato JPEG pudiéndolo hacer en RAW. Cuando hacemos una foto, estamos recogiendo mucha información, mucha más de la que podemos apreciar en el pequeño LCD de la cámara. Pero mucha de esta información se pierde cuando decidimos no guardarla indicando a la cámara que almacene un formato concreto de compresión o de aspecto.

Cuando la cámara utiliza un modo pre configurado como puede ser el de disparo en blanco y negro, está decidiendo por nosotros cómo realizar esta conversión, quitándonos todo el control sobre el proceso.

Fuente: dZoom

Lo interesante de esto es que podemos ver claramente que el proceso de blanco y negro tiene mucho de control del usuario para lograr tener éxito en el resultado final.

Otro aspecto a tener en cuenta cuando intentamos fotografiar  es la configuración del equipo si queremos hacer la conversión en blanco y negro principalmente los valores de rango de sensibilidad ISO.

Siempre que las condiciones de iluminación lo permitan, usar la sensibilidad ISO más baja de que disponga vuestra cámara digital. Como ya explicamos en un artículo sobre la sensibilidad ISO, el uso de ISO altos provoca pérdida de información y por tanto de calidad de la imagen. Si deseáis simular el grano de una película de ISO alto, lo podeis hacer posteriormente en el tratamiento final de la fotografía con el ordenador.

Fuente: dZoom 

Una vez con estos puntos claros comenzaremos a ver en próximo artículos las opciones para convertir una imagen en blanco y negro.

Tendremos técnicas que nos darán resultados rápidos pero no tan exitosos y otros que nos insumirán más tiempo pero con excelentes resultados.

Sobre el autor

Deja un Comentario